Controlar la acidez de un lombricultivo con cáscaras de huevo

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Una de los desechos orgánicos comunes y que se batalla para usarlo en lombricultura es la cáscara de huevo. Pero utilizadas correctamente, pueden controlar la acidez del lombricultivo efectivamente.

La acidez es común en los lombricultivos, y la forma más efectiva de controlarla es utilizando cal agrícola, pero es muy raro que la puedas comprar así como así. La última vez que intenté comprarla, el mínimo para venderme era una tonelada.

Nada mal para una instalación grande, pero para lombricultura casera es demasiado. Aquí no tendría donde ponerla, a menos que la echara en el patio donde se volaría, se filtraría y dejaría mis perros empanizados.

Pero por fortuna están las cáscaras de huevo. Son de calcio, pueden bajar el pH y todos los días salen más. La cosa es utilizarlas de forma eficiente.

Cáscaras de huevo

Cáscaras de huevo completas

Una práctica común es poner todo el cascarón en macetas, donde poco a poco va controlando el pH, pero para un lombricultivo es desesperadamente lento.

La lombriz no tiene dientes, así que no puede masticar el cascarón ni reducirlo de ninguna forma, así que tardará añales en deshacerse.

Sin embargo, una vez que le das una molida, las cosas cambian. Así que toma varias cáscaras de huevo y muélelas hasta que se hagan un polvo fino. Es rara la licuadora o picadora que te los va a hacer polvo como el que venden en las tiendas, pero aquí la cosa es nada más reducir su tamaño.

El tiempo se encargará de ir reduciendo el cascarón cada vez más y a integrarlo en todo el material que consumen las lombrices, bajando el pH en el proceso.

Ya te que tengas tu polvito de huevo, aunque con algunos pedazos grandes, solo es cuestión de “espolvorearlo” sobre el material, regar y seguir con el mantenimiento normal del lombricultivo.

Polvo de cáscara de huevo

Lombricultivo con cáscara en polvo

Aunque hacer el mantenimiento periódico evita que se te haga muy ácido el material de tus lombrices, no está de más curarte un poco en salud.

Afortunadamente para ti, el huevo no contamina el lombricultivo; solo cuando se disuelve es cuando participa en contrarrestar la acidez. Es algo así como un almacén de calcio para tiempos feos.

Nada más una cosa: si vendes humus, asegúrate de moler muy bien el huevo. Las cáscaras de huevo se ven muy bien en el humus de lombriz (son blancas) y hace que la presentación sea bastante mala.

Así que ya sabes: a juntar las cáscaras de huevo y darles mejor casa a tus lombrices.

 ¿Te sirvió el artículo? ¡Compártelo!

 

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Soy ingeniero en sistemas computacionales, entusiasta de la naturaleza, el aire libre y llevo más de 10 años haciendo lombricultura casera.