Cosechando humus leeentamente…

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

cunadelombricesDespués de varias semanas de dejarlo para después, hoy nos levantamos y nos dedicamos a una de las tareas más pesadas de este chisme: la deshumusificación, o cualquiera que sea el término que se utiliza para cosechar humus de lombriz.

Lo malo es que tuvimos que emplear el método que no me gusta, que es el de exponer la superficie del humus a la luz, esperar a que se escondan las lombrices, quitar lo de arriba y seguir así hasta que solo queden lombrices abajo.

Ni modo, fue parte de la planeación que tuvimos mi esposa y yo durante las últimas semanas:

(Conversación en la cama, los últimos sábados por la mañana)

“¿Nos levantamos a sacar el humus?”

“Sí, hay que ir…”

“¿Ya?”

“Nada más 5 minutos más… es sábado. ¡Mira! Ya empezó Dora La Exploradora…”

A veces empezaba ella, a veces yo, pero el chiste es que siempre quedaba para después, así que no pude usar el método del cebo.

Pero bueno, hoy como estaba nubladon, salimos.

Nuestra cuna de lombrices era prácticamente puro humus. Todo el papel que había ya había sido consumido y nuestras lombrices ya no tenían nada que masticar.

Entonces esa mujer se acordó de una idea que me había comentado en alguno de esos sábados: utilizar una caja para que salieran al contenedor y no tener que estarlas arreando.

Ese sistema normalmente funciona con puras cajas de esas de plástico con agujeros, puestas una arriba de la otra y que, eventualmente, llevan a tener la última caja con puro humus.

lombricesconmigracionSin embargo, en un contenedor grande como el de nosotros, bien podíamos hacer lo mismo para acelerar el proceso, tener menos trabajo y poder regresar a ver la tele (bueno, eso quería, pero me puso a desyerbar el jardín y a sacar a pastar a la tortuga…).

En fin, el sistema de las cajas es bastante conocido y ha probado ser efectivo, así que debe de funcionar.

Las lombrices, incluidas en el material que pusimos en las cajas, se irán pasando al contenedor con papel “nuevo” y comida, dejando el humus solo en las otras cajas.

No es lo mejor, pero si no te urge, este método es bastante simple y no es tanto trabajo. Bueno eso digo yo…

Lo veremos el otro fin de semana, cuando vaya a ver cómo van y si ya migraron las lombrices a la nueva cama de papel y comida.

¿No hay manera de entrenarlas para que hagan eso solas?

 

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Soy ingeniero en sistemas computacionales, entusiasta de la naturaleza, el aire libre y llevo más de 10 años haciendo lombricultura casera.