Cada cuando alimentar tu lombricultivo

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Los pasos para hacer un lombricultivo son muy fáciles, pero algunas cosas requieren de un poco de aclaración, como es el tema de cada cuando alimentar a tus lombrices, así que veamos unas imágenes.

Lombricultivo CubiertoAquí en la primera se ve cómo hay que dejarlo siempre: cubierto con una capa de papel periódico (o cartón o lo que tengas a la mano) para evitar malos olores, que lleguen moscas o que se reseque con la acción del sol.

Cabe mencionar que en algunos lugares el sol puede hacer varios estragos, así que hay que tener cuidado.

Es por eso que tienes tu bolsa con tiras (como dice la guía) para cuando necesitas cubrir tu lombricultivo.

 

Lombricultivo a medio consumirA la derecha se muestran desechos parcialmente consumidos. Se puede apreciar que mucho del material se ha convertido ya en humus de lombriz y que las cáscaras más duras  (flechas amarillas) todavía tienen algo de tiempo para descomponerse.

Las lombrices no consumirán el material hasta que esté pudriéndose y con una consistencia suave, por lo que es normal tener desechos en distintas etapas de consumo.

Aquí no hay problema con que sigas echando desechos; las lombrices irán consumiendo lo que está listo mientras lo demás se va ablandando.

 

Desechos sin consumirSi cuando vayas a echar comida las cosas están así, con muchos desechos todavía completos y pocas lombrices cerca, será bueno esperar un par de días para que se “pongan al corriente” y acaben con lo que todavía está en proceso.

Cabe mencionar que a las lombrices no les pasa nada y se mueven a otro lugar en lo que la comida está lista, pero si te dedicas a acumular desechos in control se pueden presentar problemas como acidez, fermentación, exceso de calor y, lo más importante, malos olores y alimañas.

Éste último es el principal que hay que tomar en cuenta a la hora de hacer lombricultura en algún lugar como la ciudad: puedes ser todo lo ecológica que quieras, pero los vecinos tienen derecho a vivir en un lugar sin olor a podrido.

Esta entrada es para complementar un poco la guía de Lombricultura Casera en 7 Sencillos Pasos por una pregunta que me hicieron.

En este tema me gustaría comentar que a veces sufrimos lo que algunos autores llaman “la maldición del conocimiento”. Esto es que cuando aprendemos a hacer algo, se nos olvida cómo era no saberlo.

Por eso, a veces tomo algunas cosas como obvias. Si tienes alguna duda, ponla en un comentario para contestarla aquí mismo o en otra entrada. De otra manera, ni forma de enterarme.

Si esta información es de utilidad, compártela con los botones de abajo.

 

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Soy ingeniero en sistemas computacionales, entusiasta de la naturaleza, el aire libre y llevo más de 10 años haciendo lombricultura casera.