Para los que dicen que es difícil tener plantas

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

tomatedemonte

Un tomate muy especial

Una de las buenas cosas de estas fechas es que visitas a muchas personas con las que a veces pierdes contacto.

Durante el “tour” de año nuevo, en el que fuimos a ver a varios parientes y amigos, volví a asombrarme de lo simple que es tener plantas, cómo ellas hacen todo y de cómo a veces complicamos mucho las cosas.

tomatemontefrutoEl primero fue lo que llamamos un “tomate de monte”, que es una variedad de tomate muy pequeña y con un sabor más ácido.

Para quienes gustan de comer tomates solos es una delicia en ensaladas y hasta solos con sal.

Para los que no (como yo), son deliciosos en salsas y guisos.

Lo chistoso de este es que la planta crece de una manera impresionante. En la foto principal no se ven muchas plantas: es una sola que, de acuerdo a mi cuñada, “nada más fue creciendo”.

Luego dicen que necesitas abonos, tutores, podas y quien sabe cuántas cosas más para tener un tomate.

jardinbotes

Macetas de alta tecnología

El segundo fue un pequeño espacio donde empezaron por poner un par de plantas “por mientras” y fue creciendo hasta hacer un interesante “spot” verde.

Lo chistoso es que luego estamos alegando cuál es la mejor maceta, contenedor, espacio, drenaje y esas ondas.

Aquí pude ver que a las plantas no les interesa mucho el lugar que les pongas, mientras les de lo que necesitan para crecer.

Todas las “macetas” son botes, bolsas y demás contenedores de plástico sin muchas modificaciones, solo unos cuantos agujeros en el fondo.

Luego andan diciendo que si la maceta no es orgánica y que si no es de piedra y que si de barro y no sé que tantas cosas.

Como de costumbre, la naturaleza no se cansa de ponernos en nuestro lugar.

Diseño espontaneo

Por último, no podía faltar una bandeja que comenzó con algo de tierra y “una plantita” y ahora es una combinación vegetal que parece diseñada a propósito.

Cabe mencionar que algunas de estas plantas son “yerbitas” que fueron creciendo solas pero que se combinaron de una manera bastante agradable, al menos para mi gusto.

bandejaplantas

Algunos jardines nacen de una cuidadosa planeación, pero esta es espontaneidad pura.

Cuando veo algunos manuales y libros donde tener una planta parece tan difícil y complicado como construir un helicóptero, me recuerdo que las plantas son simples y aguantadoras.

No es necesario complicarnos la existencia. Tener un jardín es fácil; solo es cuestión de darnos un poco de tiempo, preparar la base y dejar a la naturaleza hacer su parte.

Los resultados son a veces sorprendentes.

 

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Soy ingeniero en sistemas computacionales, entusiasta de la naturaleza, el aire libre y llevo más de 10 años haciendo lombricultura casera.