¿Es éste tipo un enemigo de tus lombrices?

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

gecko

Hace algún tiempo me levanté de madrugada y ya no me pude dormir. Como a veces me pasaba, me salí del cuarto, fui a la computadora y me puse a ver “Señales“, una película de Mel Gibson donde unos ETs vienen a dar lata para quedarse con la tierra.

Pocas escenas me han hecho brincar del susto como en la que sale el alien por primera vez. En una secuencia de suspenso, voltea a la cámara con sus ojos reptilianos… Bueno, no fue tanto que estuviera feo o que fera de madrugada, sino que cayó una salamanquesa del techo y me hizo brincar.

Pero aparte de espantarte en las películas, me preguntaron sin estas pequeñas lagartijas son dañinas para las lombrices.

Personalmente no lo había pensado, así que me puse a investigar.

En caso de que no sepas qué son las salamanquesas (o Tuqueques según Gladys), son pequeños lagartos conocidos como Geckos y famosos por sus patas con unas almohadillas que les permiten trepar cualquier cosa, incluidos los vidrios.

Son predadores que se alimentan de pequeños insectos. Sus hábitos nocturnos hacen que rara vez los veas, a menos que se te aparezcan en medio de una película.

En mi caso nunca les hago nada porque se comen moscos, polillas, moscas y otros insectos molestos.

Sin embargo, también pueden ser una molestia al causar corto circuitos en los “sockets” de los focos donde luego se meten (porque atraen insectos) o por sus desechos, que caen donde sea.

La pregunta (¡Gracias otra vez Gladys!) es:

¿Son estas pequeñas cazadoras peligrosas para las lombrices?

De entrada se puede decir que sí: los geckos son predadores y comen insectos. Si yo fuera una, igual y me querría comer una buena ración de lombriz.

Para poder ver más o menos de qué estamos hablando me fui a dar una vuelta a los foros donde hablan de mascotas exóticas (los geckos leopardo son populares).

salamanquesaEn ellos mencionan que los geckos comen lombrices y que parecen gustarles.

Pero, antes de que vayas con un palo a corretearlas, hay que aclarar una cosa: estos cuates les dieron las lombrices casi que en la boca.

A pesar de que son depredadores, los geckos no escarban. Esto hace que las lombrices estén seguras mientras no salgan de metiches.

También hay que mencionar que una lombriz adulta es bastante grande y tal vez prefieran comer algo más manejable.

Los cuates que los tienen como mascotas mencionaron que partían las lombrices para que se las pudieran comer.

Hay que recordar que la biomasa de tu cuna de lombricultura no solo son bacterias y lombrices: hay ácaros, larvas, mosquitas, efímeras y un montón de bichos que hacen que sea toda una fiesta para estos reptiles.

Yo en lo particular no me preocuparía demasiado. Si hay una manera natural de controlar las cosas, dejo que la naturaleza siga su curso. Si de plano no quieres que se coman ninguna, lo único que tienes que hacer es poner un foco durante las noches.

Las lombrices no salen si hay luz y los geckos no escarban. Con esta combinación, deja que se atiborren de todos los demás insectos y que se haga todo un ecosistema en tu casa.

Parte de cuidar el ambiente consiste en no utilizar cosas dañinas como pesticidas. Si los geckos se pueden encargar, mejor dejar que la naturaleza siga su curso.

Por cierto, sus desechos también se convertirán en comida de lombriz.

¿Qué más quieres?

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Soy ingeniero en sistemas computacionales, entusiasta de la naturaleza, el aire libre y llevo más de 10 años haciendo lombricultura casera.