Tomates y humus de lombriz

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Flores de tomateYa vamos por Febrero y se empieza a quitar el frío… este año medio pegó el calentamiento global porque no hizo tanto frío como en años anteriores, por lo que la mayoría de las plantas sobrevivieron sin problemas.

Como pasa a veces, unas semillas de tomate se colaron en la comida de las lombrices y, entre tanto humus y condimentos, crecieron rápidamente.

Cuando pasa esto, normalmente las arrancamos y las dejamos de comida, pero como ya estaban medio grandes las plantitas nos dio cosa, así que las trasplantamos y ahora están las plantas a todo dar, gracias a que no hizo tanto frío.

Ahora solo falta que no caiga uno de esos frentes fríos que luego le dan en la torre a los cultivos, especialmente porque ya tiene rato que no tenemos tomates y esa mujer se la pasa quejándose de que los del súper no saben igual…

Lo malo de la ciudad es que es difícil construir un invernadero para cosas tan grandes como los tomates, pero si hay espacio es a todo dar.

Como esperamos que el calor se venga a todo dar, como es costumbre por aquí, puse mi “malla sombra” en una parte del patio para que las plantas no se me achicharren. Durante los últimos meses de calor dio una protección bastante efectiva, así que esperemos que aguante el verano.

En estos días no habrá problema pero cuando se vengan los 40 grados sí que se ponen feas las cosas, aunque con sombrita y algo de agua para refrescar, las cosas deben salir bien.

Flores de tomate y arcoirisSi no te has animado, es buen tiempo para que compres unas lombrices e inicies un cultivo. Así vas a tenerlas en plena producción para cuando llegue el verano. Además, en los tiempos del calor es cuando la basura orgánica se echa a perder más rápido y las lombrices son más efectivas.

Por cierto, ¿a poco no salió a todo dar mi foto con todo y arcoiris?

Después de una exhaustiva planeación y atención por el detalle, salió por pura casualidad, como la mayoría de las cosas… si la hubiera tratado de sacar así no hubiera salido nunca.

A ver cuando le atino otra vez, especialmente cuando los tomates ya estén rojos, en unas cuantas semanas.

 

Comparte:Share on FacebookTweet about this on TwitterPin on PinterestShare on Google+Email this to someone

Acerca del autor

Soy ingeniero en sistemas computacionales, entusiasta de la naturaleza, el aire libre y llevo más de 10 años haciendo lombricultura casera.